Terapia familiar

Enfoque Sistémico

La terapia de familia que realizamos en ConectaEmociones tiene un Enfoque Sistémico, es decir consiste en aprender a ver qué está sucediendo en la situación de conflicto dentro de una familia, ampliar la consciencia de lo que está ocurriendo. Para ello se requiere observar desde fuera los factores que desencadenan y mantienen una comunicación ineficaz, por ejemplo la que no permite a los padres lograr el cambio deseado en sus hijos/as.

Los conflictos suceden porque cada observador y miembro de la familia crea su propia interpretación de la realidad, su personal manera de entender el mundo y la da como buena y única. “En el dominio de las relaciones humanas no existe una verdad objetiva de la que uno de los asociados sería más consciente que el otro y sobre la que sería posible un acuerdo. En este dominio no hay más que concepciones individuales de la naturaleza de la relación, y estas concepciones son más o menos fatalmente discordantes”

(Watzlawick, 1984)

La Familia es un Sistema Abierto

Teniendo como base la COMUNICACIÓN en cualquier interacción humana, se hace más que necesario en la Terapia de Familia adquirir habilidades comunicativas eficaces, tales como la negociación, la ratificación, el refuerzo verbal positivo, etc. La familia es un sistema abierto, gobernado por reglas, que cumple los principios de la retroalimentación positiva y negativa.

El la Terapia de Familia de ConectaEmociones se aprende a identificar qué está sucediendo y a centrar la atención en la solución del problema presentado, en el aquí y ahora. El punto de vista determinista según el cual lo pasado influye necesaria y directamente sobre lo presente, se deja a un lado para dotar de mayor importancia al momento actual, a la situación comunicativa que, enmarcada en un contexto determinado, está impidiendo que los miembros de una misma familia puedan entenderse.

Relaciones del Pasado con el Presente

“Sin ninguna duda, el comportamiento se encuentra determinado, al menos parcialmente, por la experiencia anterior, pero se es consciente de lo aventurado que resulta buscar las causas en el pasado… La memoria se basa esencialmente en pruebas subjetivas… Pero todo lo que A le dice a B sobre su pasado está ligado estrechamente a la relación actual en curso entre A y B y se encuentra determinado por dicha relación”

(Watzlawick et. al., 1971: 40-41)

Es así como el concepto temporal del “aquí y ahora” toma relevancia y se sitúa como uno de los principales enfoques para intervenir en una relación comunicacional disfuncional. Nuestra aportación se centra en añadir al proceso la importancia de una meta diseñada conjuntamente que guíe el camino hacia la funcionalidad u homeostasis del sistema familiar. De esta manera, todos los miembros se vuelven parte responsable del proceso de mejora, diseñando una ruta hacia la interacción comunicacional deseada.

Esta aportación nace de la práctica del coaching, que junto a la visión sistémica nos permite ofrecer el servicio de Coaching Familiar a domicilio.

Coaching Familiar a Domicilio

En la actualidad son muchas las familias que se encuentran con problemas a la hora de educar en normas y límites a sus hijos. Las largas jornadas laborales de los padres, el cansancio físico y mental, unido a la actitud pasiva o rebelde de algunos niños y jóvenes ocasiona ambientes familiares negativos.

El Coaching Familiar a domicilio nace para intervenir en el propio hogar con hijos y padres a través de técnicas que faciliten el desarrollo de nuevas habilidades, permitiendo mejorar la comunicación, el vínculo afectivo y el clima familiar. Los miembros que participan en el proceso de coaching incrementan su sentido de responsabilidad hacia la búsqueda de soluciones, enfocándose hacia la acción y el cambio.

Poco a poco el enfoque sistémico y el coaching grupal se desliga de la atención exclusiva a familias, tanto los conceptos como sus técnicas terapéuticas pueden aplicarse a las relaciones de pareja, contextos escolares y equipos de trabajo.