Coaching

Libera tu potencial

¿Qué es el Coaching?

El término coaching se ha popularizado últimamente, pero, ¿sabemos realmente en qué consiste?

Según la International Coach Federation, se puede definir el coaching de la siguiente manera:

“Es una relación profesional continuada que ayuda a las personas a producir resultados extraordinarios en sus vidas, carreras, negocios u organizaciones. A través de este proceso de coaching, los clientes ahondan en su aprendizaje, mejoran su desempeño y refuerzan su calidad de vida.”

En ConectaEmociones creemos en los beneficios del coaching y lo trabajamos basándonos en las teorías de los reputados expertos en la materia. Uno de los ejemplos que seguimos es el de John Withmore, uno de los pioneros. Este especialista psicólogo enfatiza principalmente en la capacidad de aprender:

“El coaching consiste en liberar el potencial de una persona para incrementar al máximo su desempeño. Consiste en ayudarle a aprender en lugar de enseñarle”.

Y no menos válidálida es la teoría de Talane Miedaner:

“El coaching cubre el vacío existente entre lo que eres ahora y lo que deseas ser. Es una relación profesional con otra persona que aceptará sólo lo mejor de ti y te aconsejará, guiará y estimulará para que vayas más allá de las limitaciones que te impones a ti mismo y realices tu pleno potencial.”

¿Cómo se desarrolla el Coaching?

Durante el proceso de coaching se establece una relación entre dos personas que recibirán los nombres de coach y coachee. En dicho proceso, se suceden una serie de conversaciones planificadas y confidenciales, las cuales no se prolongarán en el tiempo más de seis meses a un año.

La metodología empleada en las sesiones que ofertamos en ConectaEmociones esta basada en preguntas, unas cuestiones diseñadas para ayudar al coachee a explorar sus propias creencias, valores, fortalezas y limitaciones.

El objetivo es que el coachee sea capaz de tomar determinadas decisiones y de comprometerse en un proceso de cambio y de aprendizaje. Todo ello con el continuo apoyo del coach, quien aplica sus conocimientos y tácticas para conseguir resultados extraordinarios.

¿A quién puede ayudar un coach?

A diferencia de lo que se pueda imaginar, un coach puede servir de gran ayuda para cualquier tipo de persona. Hay que tener en cuenta que un coach no es un sustituto ni de un terapeuta ni de un psiquiatra.

En ConectaEmociones se benefician del coaching personas ajustadas emocionalmente, e incluso consideradas trabajadores de éxito. Pero también cualquiera que busque alcanzar resultados positivos en su vida y profesión, con el fin de ganar bienestar y satisfacción personal.

¿Quién es el Coach?

El coach es el especialista en facilitar que las personas consigan los resultados que anhelan. La International Coach Federation (ICF) lo define como:

“La persona que ofrece una colaboración que ayuda a los clientes a obtener buenos resultados en sus vidas personales y profesionales, así como a mejorar su rendimiento y su calidad de vida.”

Los expertos de ConectaEmociones están formados en técnicas que han demostrado su eficacia, las cuales comparten con el cliente para guiarle en el camino hacia el éxito.

En ConectaEmociones damos prioridad a los coachs porque entendemos que tienen la formación necesaria para entender los procesos motivacionales y conocen la ciencia del comportamiento humano. A su vez, el proceso de coaching cuenta con un valor de formación, especialmente coaching educativo, el cuál también trabajamos en Conecta Emociones.

Un coach es capaz de ver a las personas no como son, sino como pueden llegar a ser. Eso sí siempre siendo consciente de que todos tenemos límites, tanto internos como externos.

Objetivos del Coach

  • Elevar la conciencia. Esto permitirá al coachee una mayor comprensión de sí mismo y la posibilidad de identificar la meta a la realmente quiere llegar. La conciencia se desarrolla a través del autoconocimiento y alimenta la confianza en sí mismo, la seguridad y la responsabilidad. Normalmente nuestro nivel de conciencia es el imprescindible para salir adelante en el día a día. Y es ahí donde está el trabajo del coach, en ayudar a sus pacientes a tomar conciencia del potencial que pueden llegar a desarrollar por sí mismos.
  • Asumir la responsabilidad. Esto implica reconocer que somos dueños de nuestras acciones, tomar el poder de intervenir en nuestra vida. Más allá del juicio de culpabilidad, cuando nos hacemos responsables, podemos preguntarnos qué hacer, cómo intervenir. Solo así encontraremos el modo de actuar.
  • Desarrollar la confianza en uno mismo. La persona que cree en sí misma, tiene confianza en lo que hace y también en lo que es. A su vez, el que cree en sí mismo, también creerá en los demás, en el futuro y en la sociedad que le rodea. Una actitud que le llevará a tener una mente más abierta al cambio.

Coaching con ConectaEmociones

Cualquier persona puede necesitar la ayuda de un coach. En ConectaEmociones atendemos a todo tipo de clientes, sean cuales sean sus circunstancias, personas que rápidamente podrán apreciar los resultados del trabajo de nuestro equipo de coaches. Póngase en contacto con nosotros para recibir más información.