Coaching Individual

El coaching se ha perfilado como una herramienta de desarrollo personal y profesional altamente eficiente, que moviliza la actitud y potencia el talento individual. Facilita al directivo una mejor preparación para gestionar con éxito sus objetivos empresariales.

Las personas que participan en un proceso de coaching individual consiguen dar lo mejor de sí mismas, desarrollan su talento profesional y consiguen resultados excepcionales en su trabajo diario.

Para que el Proceso de Coaching sea efectivo, se realiza un acuerdo previo con el cliente dónde se especifica su disponibilidad y compromiso de participación. En la primera sesión se detalla el objetivo/meta a alcanzar y posteriormente se evalúan fortalezas,  debilidades, áreas de mejora, autoliderazgo, etc. y se concreta un plan de acción que incluirá tareas periódicas.